DIÁLOGO POÉTICO con la PINTURA:
LA VIRGEN DE LAS ROCAS
(Leonardo da Vinci, 1486)

LA VIRGEN DE LAS ROCAS
(Leonardo da Vinci, 1486)


Tras la Gioconda, con fugaz mirada,
me adentro en esta obra luminosa.
Una Virgen madre, más que una diosa,
por Jesús y el Bautista acompañada,
 

y un ángel, que enigma y misterio alcanza,
envueltos en una suave neblina,
sfumato, y una luz blanquecina
que, en claroscuro, con las sombras danza.

 
Se abre detrás un paisaje infinito,
de árboles y glaciares irreales
en profundos espacios ideales.

 
Contrastes entre realidad y mito.
Dos miradas de Leonardo, con tino,
en genuina tensión del florentino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.