ÚBEDA DE MIS RECUERDOS.

Úbeda, la de las suaves colinas,

donde cada rincón es monumento,

cada piedra un canto al Renacimiento.

La Historia saluda mientras caminas

 

por estrechas calles y miradores,

con palacios, iglesias y torreones,

saturada de dulces emociones

que custodian platónicos amores.

 

Continuar leyendo «ÚBEDA DE MIS RECUERDOS.»

«Aunque todo se acabe» en Sevilla

Mientras languidecía la lozana y plácida tarde, en la capital del Betis, un compacto grupo de amigos y devotos de la cultura se arremolinaban en las puertas de la librería “Casa del Libro”, en la transitada calle Velázquez, para asistir -en su cuarta planta- a la presentación de la cuarta novela de un escritor ubetense y safista, afincado en la ciudad de la Alhambra, en donde trabaja como magistrado e imparte clases en su universidad tiempo ha.
Todo el mundo quería saludar y abrazar a Miguel Pasquau Liaño y verlo acunar a su cuarto retoño literario, el mejor salido de sus entrañas, según pudimos comprobar todos después.

Continuar leyendo ««Aunque todo se acabe» en Sevilla»

Una novela encontrada en la cripta de la iglesia de las Escuelas SAFA

 

Miguel Pasquau Liaño.

 

La tenacidad de un Jesús Mendoza que empezaba a declinar y la de mi madre, inmune a la entropía, hizo posible que recuperásemos, hace quince años, en forma de libro, toda una época de nuestras Escuelas, con una recopilación de escritos de mi padre, Juan Pasquau: “Escuelas Profesionales de la Sagrada Familia. Memoria de una época”.

Me impliqué en ese proyecto, y encontré una miscelánea de historia, personas, afanes, anécdotas, recuerdos y reflexiones que se superpuso a mis propios recuerdos sobre las que fueron mis Escuelas en la Primaria. Comprendí la enorme importancia que la institución ha supuesto para una ciudad como Úbeda, y la gran inyección de dignidad que recibimos sus destinatarios, los alumnos. Úbeda no es del todo consciente de que debe su notable equilibrio social a, en buena parte, la formación cultural y profesional que tantas personas recibieron en SAFA: es algo de lo que estoy convencido, y lo he hablado con no pocas personas. También estoy convencido de que Úbeda debe al desembarco de los jesuitas un empujón intelectual y espiritual de calidad que le ha dejado marca. Continuar leyendo «Una novela encontrada en la cripta de la iglesia de las Escuelas SAFA»

SONETO para una PANDEMIA

Email de Antonio Lara a nuestro presidente Francisco Bordés

Estimado Francisco Bordés: Sabiendo según tus informaciones que no habrá reunión safista en junio por razón del virus, me he dicho que por qué no enviarte un soneto que trata de esta pandemia y que desea animar y apoyar a nuestros compañeros. Además, como no pretendía hacerlo solo, acudí a la sabiduría poética de Manolo Jurado y, así, entre los dos lo confeccionamos. De ahí que se rubrique con los dos apellidos Jurado/Lara.
Así pues, te ruego que lo trasmitas a todos nuestros compañeros con el deseo de que le plazca y ayude en estos confinamientos.
Muchas gracias y un abrazo fuerte con todo el ánimo posible.

Manuel Jurado López

y

Antonio Lara Pozuelo

Continuar leyendo «SONETO para una PANDEMIA»

Tiempo de filósofos

Cuando se cumple el séptimo día de  este estado de excepción al que nos ha sometido el coronavirus SARS-CoV-2 y su pandemia asociada Covid-19 (coronavirus disease-1919), sobre el que nuestro Gobierno ha decretado un Estado de Alarma dotado de  normas concretas para toda la población, durante una cuarentena corta de catorce días, empiezo a vislumbrar el alcance del problema. No resulta fácil adaptarse a una situación nueva, a un parón tan brusco de costumbres y quehaceres tan opuestos al ritmo de vida que hemos venido tejiendo, paso a paso, durante toda nuestra vida: los que somos septuagenarios avanzados nos enfrentamos, por primera vez, a un estado de shock global.
Continuar leyendo «Tiempo de filósofos»

Recordando a las madres. Por: Alfonso Ros López

Recordando a las Madres.

Permitirme que empiece haciendo una confesión. Una confesión muy personal. Íntima.
Yo, hacia mi madre sentía un gran cariño. Profundo amor. Como todos vosotros hacia las vuestras.
Hace muchísimos años que murió. Desde entonces, y con mucha frecuencia, me reprocho no haber sido más cariñoso con ella. No es que haya sido mal hijo, sinceramente creo no haberlo sido. Me reprocho el no haberle demostrado ese cariño con más asiduidad, hasta provocar que ella misma me hubiera llamado la atención y me dijera:
-“¡Ya vale pesado! ¡Estate quieto! ¡No seas tan besucón!” Continuar leyendo «Recordando a las madres. Por: Alfonso Ros López»